Taller dirigido a #emprendedores

En su obra De arquitectura, Marco Vitruvio sostenía que para que un edificio fuera bello, debía ser simétrico y proporcionado como la naturaleza. Y al ser el hombre el objeto más perfecto de la naturaleza, un edificio debía tener las proporciones de un ser humano.

Con base en esta premisa Leonardo Da Vinci crea el El hombre de Vitruvio en el que trata de representar la perfección del ser humano.

El hombre de Vitruvio

Inspirada en esta metáfora he creado un taller en cual analizaremos:

  • ¿Cuáles son los elementos que dan origen a tu emprendimiento ¿En qué se sostiene?
  • ¿Hay simetría y belleza en él?
  • ¿Qué necesitas?
  • ¿Hacia dónde lo quieres proyectar?

“La arquitectura no son cuatro paredes y un tejado, sino el espacio y el espíritu que se genera dentro”

Lao Tsé
  • ¿Cuál es el espacio y el espíritu que se genera en tu emprendimiento?

Porque al emprender es importante “saber lo que se está haciendo, pero… no comienza allí. Empieza con las #emociones”

Peter Zumthor

Un encuentro para que puedas darte el tiempo para conectar con el origen de tu idea, fortalecer sus cimientos y realizar proyecciones claras y objetivas.

¡Haz una pausa! Te invito a clarificar y dar luz a tu intención.

Fechas y horarios

Martes 10, 17 y 24 noviembre 17:00 a 18:00 hrs.

Saborear el aprendizaje

Aprender a aprender es una habilidad que podemos fortalecer si comenzamos a preguntarnos cuatro sencillas preguntas:

  1. ¿Qué aprendí?
  2. ¿Qué tuve que hacer para lograr aprender esto que aprendí?
  3. ¿Para qué me sirvió?
  4. ¿Cómo lo puedo aplicar en las distintas áreas de mi vida?
  5. ¿Cómo me sentí durante el proceso?
  6. ¿Cómo puedo transmitir esto que aprendí?

En la medida en que realmente nos cuestionemos, con el objetivo de verbalizar paso por paso, qué hicimos para realizar cualquier proceso o acción, lograremos integrar a nuestro ser, prácticas y hábitos que nos facilitarán ser más conscientes del cómo y los para qué.

Y cuando ya lo hayamos adquirido como una práctica personal, entonces también podremos ayudar a otros a aprender a aprender.

Cuéntame, ¿te has puesto a pensar cómo te sientes cuando ayudas a alguien a aprender a aprender? ¿qué te emociona aprender? No olvides que:

“Sólo se aprende lo que emociona, sólo se enseña lo que seduce” Juanjo Vergara.

Y si de despertar el deseo por aprender se trata, observa a los niños, ellos son unos maravillosos maestros para contagiarnos la motivación interna de descubrirnos a nosotros mismos y el mundo que nos rodea.

Creando bienestar

Esta imagen fue tomada al concluir un taller que ofrecí para el Instituto DIA

Sólo puedo decir que me siento muy feliz de tener la fortuna de amar lo que hago, de nutrir mi espíritu cada vez que “trabajo”.

Uno de los tantos aprendizajes de ese día, fue la sorpresa que me llevé al percibir que a pesar de las horas de espera para poder dar el taller, no estaba cansada en lo absoluto, me di cuenta que, como decía María Montessori:

“No es el trabajo lo que cansa, sino la falta de espíritu en él”

Deseo que más personas redescubran el sentimiento de lo que significa el trabajo y que este, se acerque cada vez más al espíritu, ya que:

“Es el trabajo exigido por la fuerza lo que cansa, pero si uno puede asimilar el trabajo espiritualmente; es decir, el trabajo que de alguna manera satisface el espíritu, entonces se convierte en un juego y uno se siente fuerte, feliz y más descansado” María Montessori.

Y si aunado a ello, tomamos la decisión consciente de tomar cada momento como una oportunidad para generar bienestar en nosotros mismos y en los demás, seguro el impacto de nuestra huella en este mundo trascenderá para bien. Al respecto, siento esperanza al pensar que…

Escríbeme, ¿Cómo te sientes con tu “trabajo”? ¿sabes qué hacer para procurarte bienestar? ¿contribuyes al bienestar de los demás? ¡Cuéntame!

Organizaciones conscientes

Integrar sencillas prácticas en el día a día en los equipos de trabajo, puede llevarnos a crear hábitos que beneficien el bienestar de las personas en las organizaciones.

Cierra de una manera diferente la jornada laboral, te invito a llevar a cabo este ejercicio con los colaboradores de tu institución.

1.- Solicita a tu equipo de trabajo que apaguen sus computadoras 25 minutos antes de su hora de salida.

2.- Convócalos a una sesión en la que realizaran unos breves ejercicios de respiración con la intención de relajarse y centrar su atención en el momento presente.

3.- Invítalos a que formen un círculo para establecer contacto visual y poder percibir al otro.

4.- Puedes iniciar el diálogo con una pregunta sencilla ¿Qué tal estuvo tu día? No se vale contestar sólo bien, el objetivo es compartirse y expresar lo más relevante que nos haya sucedido a lo largo de la jornada. Más adelante puedes probar preguntas más puntuales y específicas, por ejemplo:

  • Nombra algún logro que hayas vivido
  • ¿Viviste algún momento difícil hoy?
  • ¿Cómo te sientes?
  • ¿Cuál fue tu aprendizaje más importante?
  • ¿Te gustaría agradecer a algún miembro del equipo en particular?
  • Comparte tu momento más feliz del día

¿Te gustaría saber el final de la historia?

Equipos colaborativos más plenos, felices, atentos a sus emociones y procurando el bienestar de sí mismos, del otro y de sus organizaciones.

Crea puentes, escribe una nueva historia, muestra interés en las personas, y promueve espacios para que entre ellos puedan expresarse, en armonía y respeto, y una vez iniciado el camino, sigue adelante, no dejes de implementar, pasa la luz.

Y cuéntame ¿qué variables harías a esta propuesta? ¿cómo puedes enriquecer la dinámica? Me interesa escucharte.

#EducarConEmpatía

Gracias a los papás y guías del Colegio Montessori del Bosque por compartirse y construir alrededor de un tema tan vital como la empatía.

Comparto sus saberes

#SoyEmpáticoCuando #EducarConEmpatía #SoyEmpáticoCon

  • #SoyEmpáticoCuando expreso mis sentimientos con respeto a los demás.
  • #SoyEmpáticoCuando miro a los ojos y escucho sin opinar.
  • #SoyEmpáticoCon mis alumnos cuando observo que llegan tristes de casa y los escucho.
  • #SoyEmpáticoCon los maestros cuando valoro su profesión y agradezco su tiempo, apoyo, cuidado y entrega.
  • #SoyEmpáticoCuando expreso mis sentimientos con respeto a los demás.
  • #SoyEmpáticoCon los profesores cuando entiendo la dificultad y magnitud de su labor.
  • #EducarConEmpatía significa dar valor a la singularidad de cada niño.
  • #EducarConEmpatía es mirar las necesidades del otro y entender el por qué de su conducta.
  • #EducarConEmpatía significa respetar las necesidades del otro.